Roberto g martinell logo

Siendoconciente coaching empresarial

 

 

(Programa de radio Siendo Consciente del 13 de octubre de 2017)

Desde hace más o menos un par de décadas el coaching hizo su arribo a las organizaciones como una herramienta de desarrollo. Desde entonces se ha mantenido con un sabor agridulce producto de casos de éxito entremezclados con rotundos fracasos.

A pesar de ello me parece que ya pasó a ser una herramienta real de desarrollo más que una simple moda, hoy ha tomado su lugar junto con otras herramientas como los cursos de capacitación, talleres y otras herramientas que han perdurado. Sin embargo, esta ha implicado una evolución.

Esos sin sabores que el coaching ha generado considero que se debe a un fenómeno de múltiples variables y, sin duda, los coaches improvisados o incluso aquellos que se hacen llamar coaches cando hacen otro tipo de intervenciones son una de los factores que han contribuido a esa mala fama. Más los casos de éxito se sustentan en coaches profesionales que sí hacen su trabajo, esto ha llevado a las empresas y organizaciones a buscar coches avalados por organismos como universidades o instituciones internacionales. También hay escuelas que forman coaches y que son de probada calidad.

Pero hay otro elemento que recomiendo tomar en cuenta, el coaching no es para todo ni es una herramienta mágica. El coaching es una herramienta más de desarrollo y, en mi experiencia de 30 años en desarrollo humano y organizacional, me atrevo a decir que programas que combinan el coaching, con talleres o acciones de capacitación modernas como el microlearning son altamente efectivos. Procesos de Team Buliding, apoyo a planes de desarrollo o programas para reforzar el liderazgo son buenos ejemplos donde el coaching por sí mismo o como parte de programas más amplios da buenos resultados.

Ten en cuenta que el coaching no es la herramienta idónea para impactar en los resultados duros del negocio, para ellos el mentoring o el llamado coaching de acción, con expertos en la materia concreta, o la consultoría suelen ser más efectivos, sin dejar de lado que el coaching puede ser un excelente complemento de estos.

El coaching es una herramienta que impacta a nivel de creencias e identidad y algunos modelos en la generación de niveles más profundos de consciencia, esta transformación en las personas definitivamente genera cambios que impactan en los resultados personales y de las organizaciones, incluso de manera más perdurable, pero menos evidente en los resultados duros, al menos en el corto plazo.

Cuando contrates un coach ten en cuenta que el coaching trabaja en hacer que las acciones de las personas que integran la organización trasciendan, de manera que el coaching en las organizaciones es una inversión de largo plazo.

 

¿Preguntas al autor?

¡Ponte en contacto directo!

Name (*)
E-mail
Message

Por: Roberto G. Martinell
Psicólogo y Coach
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.