Roberto g martinell logo

Siendoconciente Decisiones

 

 

 

Las decisiones que has tomado han sido las mejores que podías tomar en ese momento de tu vida.

Difícilmente tomamos decisiones con la intención de afectarnos deliberadamente, incluso me atrevo a decir que no es tan común que las personas tomen decisiones con la premeditación de causar daño a otros. Y quizá esta última afirmación cause polémica a la luz de la serien de suceso recientes que parecen contradecir esto.

No puedo negar que hay personas delincuentes y sin escrúpulos que buscan afectar a terceros de marea intencional, y quizá esto hacen desde la consciencia de sus actos. Pero hay hechos, como la tragedia del adolecente que disparo en su salón de clases en Monterrey, que me parece no se deciden y ejecutan desde un nivel de consciencia plena. Pero al final hay consecuencias y responsabilidades por lo hecho. El problema comienza cuando tenemos que hacernos responsables de actos que hicimos “sin pensar”… sin consciencia.

El secreto, a mi parecer, está en la consciencia.

¿Recuerdas alguna situación en la que hayas actuado “sin pensar” de manera instintiva? ¿Qué sucedió después? ¿Hubo consecuencias que no deseabas? O quizá hubo consecuencias buenas e inesperadas, pero, ¿Realmente te puedes considerar responsable de ellas o simplemente fuiste parte de las circunstancias?

En años recientes un grupo de investigadores en neurociencias de la Universidad de Oxford dijo haber descubierto la parte del cerebro donde se alberga la consciencia humana. De acuerdo con las hallazgos de dichos científicos está resguardada en la corteza prefrontal, esa parte del cerebro que nos hace humanos y nos distingue de otros mamíferos, esa parte del cerebro que, desde un punto de vista evolutivo, surge en su estado actual hace unos 200,000 años. Realmente nueva si la comparamos con los miles de millones de años de evolución. La consciencia es prácticamente un nuevo invento en el planeta

Tierra, y los humanos somos los responsables de ella, la estamos conociendo y aún nos falta mucho hoy la subutilizamos.

En este contexto ¿Qué puedes hacer tú para utilizar más tu consciencia?.

La respuesta más simple es que todo radica en poner atención. Así es, se trata, de manera simple y llana se trata de que pongas atención a lo que te rodea. Esto te permitirá disfrutar más de las cosas, de lo que te acontece, de tus relaciones… Y no hablo de buscar el bienestar o de un optimismo exacerbado, también implica darte cuenta de lo que no te agrada, eso también es parte de la vida, sin embargo al hacerlo consciente lo verás con otros ojos, esos ojos que te permiten tomar decisiones conscientes que te permitan ser una persona que agradece, comparte y disfruta lo que le hace sentir bien o bien aprender, transformarte y agradecer con aquello que te incomoda.

Ahora bien, aunque se dice fácil, poner atención requiere un entrenamiento, es necesario hacer un habito de ello, y hay muchos caminos, el nuestro, la

Reprogramación Consciente es uno de ellos, incluso formamos a coaches que te acompañan en esos procesos. ¿Qué dice este modelo? Comencemos por lo básico, comienza por poner atención en tres niveles.

Cuando tomes una decisión observa de que manera impacta en tus relaciones, es decir la manera en que interactúas la pedir lo que quieres y compartir tus decisiones, la manera en que organizas y gestionas las actividades y los recursos, la manera en que participas, ayudas y colaboras; también en cómo y cuánto reconoces a otros y agradeces. Observa qué tan generoso eres cuándo te relacionas, cuánto enseñas. Y no menos importante es la convivencia que generas en tus relaciones, con cuánta humildad actúas.

En un siguiente nivel observa si tus decisiones están alineadas con tus metas y sueños, que impacto tienes en tus vienes materiales, en la sociedad o tu entorno, en la manera como convives con la riqueza. Lo que decides que genera en la manera en que te ocupas, trabajo, pasatiempos, descanso. Y por supuesto tima en cuenta a tus seres queridos.

Hasta ahora llevamos dos niveles de consciencia, poner atención en la manera como te relacionas con otros y en un siguiente nivel como impactas en el entorno que te rodea.

Pero falta un nivel más, uno que muchas veces olvidamos, la autoconciencia, poner atención en tu manera de pensar y de sentir, tus creencias y tus emociones y desde este darte cuenta, observa tambiá e a ti mismo.uscando preservar tus relaciones, cudar tu entirno estas la manera en que te comunicas,seres queridos.én la manera en que te comunicas, cuanto cedes y cuánto impones, a cuánto no le das importancia. Cuánto te comunicas buscando preservar tus relaciones, cuidar tu entorno y atenderte a ti mismo.

Ahí están los tres niveles de consciencia, comienza hoy. Cada que tomes una decisión voltéate a ver, autoconsciencia; atiende cómo te estas relacionando y pon atención a tu impacto en el entorno.

 

¿Preguntas al autor?

¡Ponte en contacto directo!

Name (*)
E-mail
Message

Por: Roberto G. Martinell
Psicólogo y Coach
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.